El Perú en sus tradiciones
en su historia
en sus artes

Civilización Proto-chimú. Pertenecen a esta civilización las dos huacas 1conocidas con el nombre del Sol y de la Luna, al pie del cerro blanco de noche.

Tenían costumbre de ofrecer sacrificios humanos además de los de llamas, pues se encuentran huesos de estos animales y de hombres en las dos huacas. 2

Adoraban en el santuario que constituía la huaca del Sol a una especie de creador del Universo que disponía de los elementos del cielo, el humo y la lluvia y que no era el astro rey del día. Los que debían ser sacrificados celebraban a esta deidad tocando pitos y cornetas de barro, destruidas al consumarse el sacrificio y cuyos restos todos cubren la plataforma de la huaca que mira hacia el mar.

La divinidad que se adoraba en la huaca de la Luna tenía relación especial con la protección de las almas después de la muerte, puesto que se encuentran muchas tumbas en su vecindad inmediata.

Civilización de Tiahuanaco. Zona. El tercer período de los tiempos primitivos abraza más de 15 siglos de una civilización homogénea que caracterizan los monumentos inconclusos de Tiahuanaco a orillas del Titicaca. Huellas de ella se encuentran cerca de Cuenca en el Ecuador, también en Argentina y en las naciones situadas en las márgenes de los ríos que se vacían en el Amazonas; porque la coca, las plumas de pájaros, los palos de chonta 3 encontrados en las tumbas anteriores a los Inca fueron sin duda de aquella región.

Ruinas. Presentan la apariencia de colinas artificiales, piedras esparcidas en confuso desorden pero formando un grandioso conjunto. 4

Las piedras son admirables por su grandeza, la perfección de sus labores. Una

Notes
1.

Huaca se define como “[s]epulcro de los antiguos indios, principalmente de Bolivia y el Perú, en que se encuentran a menudo objetos de valor” y “En América Central y gran parte de la del Sur, sepulcro antiguo indio en general” (DRAE). Sobre las huacas del Sol y de la Luna, mencionadas aquí, véase Jerry D. Moore, Architecture and Power in the Ancient Andes: The Archaeology of Public Buildings . Cambridge: Cambridge UP, 1996 : pp. 53 y ss.

2.

Esta frase y la anterior coinciden con un pasaje de Carlos Wiesse, Historia del Perú Prehispánico . Lima: LIbrería Francesa Científica E. Rosay, 1920: 43-4. La primera edición es de 1918. Hemos consultado la segunda edición corregida, de 1920.

3.

“Árbol, variedad de la palma espinosa, cuya madera, fuerte y dura, se emplea en bastones y otros objetos de adorno por su color oscuro y jaspeado” (DRAE).

4.

Esta frase plagia libremente un pasaje de la Revista peruana 2 (1879): 100.