El Perú en sus tradiciones
en su historia
en sus artes

palmo y medio de ancho, embutida en la piedra. La parte principal dedicada al Sol, tenía una puerta grande en la pared del Este. Cubrían su techo lienzos de algodón primorosamente tejidos con bordados de diferentes colores que tapaban muy vistosamente el aspecto interior del techo de paja. Una cenefa 1 de oro, como la del lado externo bordaba la juntura de los techados con los muros. Todas las paredes estaban tapizadas de planchas de oro y tablones del mismo metal que servían de puertas. En la pared del poniente, enfrente de la portada, veíase colocada la imagen del Sol. Hecha de una plancha de oro, con rostro humano y muchísimos rayos, ricamente engastada de esmeraldas y otras piedras preciosas. En ambos lados de la imagen se hallaban los cadáveres embalsamados de los difuntos Incas cada uno sentado sobre su tiana o trono de oro.

Por las esquinas de las molduras había muchos engastes de piedras finas, esmeraldas y turquezas.

imagen: Bases incaiacas del Templo del Sol.

Notes
1.

Cenefa se define como “ dibujo de ornamentación que se pone a lo largo de los muros, pavimentos y techos y suele consistir en elementos repetidos de un mismo adorno” (DRAE).