El Perú en sus tradiciones
en su historia
en sus artes

cogida 1a órdenes de un príncipe de la sangre real. Se comunicaban entre sí, y el principal tenía comunicación por un desfiladero subterráneo con los palacios del Cuzco. Algunas excavaciones formaban un verdadero laberinto casi impenetrable por los extraños.

En esta fortaleza, podía admirar el militar los parapetos y los ángulos de los muros que satisfacían las exigencias más avanzadas del arte; el artista debía contemplar con entusiasmo el primoroso artificio de las labores; la curiosidad vulgar se extasiaba ante tantas y tan grandes piedras, que en el muro inferior eran verdaderas rocas y fueron reunidas por constructores que no disponían de bestias de tira, ni de maquinaria perfeccionada, ni de otros procederes para vencer tan ingentes resistencias.

Considerando la inmensidad de las dificultades y la escasez de medios mecánicos, han tratado de explicar esta titánica construcción diciendo que fue obra del diablo, o de una raza extinguida de gigantes, o de procederes científicos para hacer piedras artificiales, pero, no entraron por nada en ella ni la magia, ni lo[s] gigantes, ni los procederes científicos; todo lo hicieron el número de los trabajadores que subió a 20 mil, y la constancia en los trabajos que duraron más de 50 años, desde el reinado de

imagen: Entrada de la Fortaleza de Sacsayhuaman.

Notes
1.

La palabra empieza en la página anterior.