El Perú en sus tradiciones
en su historia
en sus artes

cristianismo y el culto a la Madre de Dios, el indio lo acogió con un fervor intenso. Los misterios del Catolicismo que no les entendía no llenaron su alma mustia como el culto de María “ Misionera-Mamá ” dice todavía el quichua del norte al contemplar la imagen de la Virgen Madre, y correspondiendo a este ideal, los frailes franciscanos crearon en su campaña evangélica estas dos devociones : La Virgen misionera y la divina Pastora.

Culto de los Antepasados. Era la base principal de la religión en el Perú indígena. Cada familia guardaba los cuerpos de sus difuntos momificados y con prendas de vestir muy costosas. Cada tribu hacía lo mismo con los cuerpos de sus caciques y héroes. Los más reverenciados eran los cadáveres de los reyes Incas: Además de las momias reales a las que se tributaban grandísimos honores, cada inca estaba figurado en una imagen de oro que recibía oraciones y sacrificios. Algunos monarcas, los últimos, fueron adorados en vida com o los Faraones y los emperadores romanos.

Personal del Culto. Sacerdotes del Sol. Eran innumerables y gozaban de la mayor estimación entre los miembros del gremio sacerdotal. Tenían que hacer estudios difíciles y pasar por exámenes severos. Por obligación se sometían a grandes penitencias y a ayunar rigurosamente, principalmente antes de las cuatro fiestas principales. Consistía el ayuno en la privación total de comida sí era de pocos días, y en la abstinencia total de sal y del ají cuando duraba más tiempo. Los sacerdotes asistían al servicio del templo por semanas, las cuales contaban con los cuartos de la luna. Por aquel espacio de tiempo no salían del templo ni de día, ni de noche.

El Villac-Umu, era el sumo sacerdote, viene la palabra del verbo Villa , decir,