El Perú en sus tradiciones
en su historia
en sus artes

la que formaban estos pueblos que desbordaron al sur y al norte con una civilización tan adelantada.

Practicaban los antiguo s aimaras la deformación de los cráneos que presentan una depresión muy larga en la frente. Esta operación se practicaba con los niños, apretándoles fuertemente la frente entre dos tablas que llamaban chucos . 1

Los Uros. Raza completamente distinta, con una lengua también distinta del aimara, ocuparon la región de los lagos desde el Titicaca con sus orillas e islas. Los aimaras, como raza más fuerte, estrecharon y rodearon a los Uros de todos lados hasta concentrarlos en algunos pequeños puntos de la altiplanicie. Los [sic] que más los distingue de las demás razas de la zona es la forma de la cara que es angosta y larga, las órbitas pequeñas y casi cuadrangulares, el semblante sin vida y triste.

Los Quichuas. En el sentido estricto, llámanse Quichuas a las tribus que vivían en las provincias de Cotabambas, Aimaras, Chumbivilcas y Andahuailas. Con el criterio filológico se entiende por raza quichua el conjunto de las naciones que hablaban el idioma quichua, el cual se extendía desde el Cuzco hasta Quito; se detiene en Sicuani donde empieza el aimara, vuelve a reaparecer en Oruro y llega a las montañas que ocupan el norte de Argentina hasta Tucumán. Colocados los Incas a la cabeza de estas tribus, se aprovecharon de las civilizaciones anteriores y predominaron sobre todos los demás pueblos de la sierra y de la costa. Los Quichuas no practicaban la deformación cefálica.

Imagen: Cráneo deformado