El Perú en sus tradiciones
en su historia
en sus artes

sus culpas al Sol. El Villac-Umu se confesaba en el templo. 1

El Intip Raymi, Pascua solomne del Sol ” era la fusta de gratitud y reconocimiento por los beneficios de la Deidad. Concurrían a ella los jefes y curacas del imperio, unos con los vestidos chapados de oro y plata y guirnaldas de lo mismo en la cabeza; otros llevan vestida la piel del león y la cabeza encajada en la del indio; otros con grandes alas de cóndor, blancas y negras y tan t 2 grandes que muchos cuentan 14 a 15 pies. Era innumerable la multitud, de modo que la mayor parte tenía que acampar en las plazas públicas y en las calles. Precedían a las fiestas tres días de ayuno riguroso en que el solo alimento consistía en un poco de maíz blanco y crudo y cierta hierba llamada Chucan . Apenas doraban los primeros rayos las cimas de los cerros vecinos, brotaba un inmenso grito de júbilo de toda la multitud, con cántico de triunfo y música estrepitosa. La multitud arrebatada, alzaba los brazos, daba besos al aire y absorbía estática [sic] la atmósfera impregnada de luz. Luego se levantaba el Inca, tomaba dos vasos de oro blancos de chicha preparada por las vírgenes escogidas; ofrendaba el de la mano derecha al Sol, y con el de la mano izquierda brindaba a su familia. En seguida se encaminaba en procesión al templo el monarca acompañada de su familia real y los curacas y allí ofrecían sus vasos de oro a la imagen del Sol. Hechas las ofrendas volvían todos a la plaza pública para asistir a los sacrificios que hacía el Sumo Sacerdote. Acabado el holocausto augural, hacían los Sacerdotes el sacrificio general que consistía en una cantidad considerable de llamas y alpacas, cuya carne era azada [sic] en la misma plaza y repartida con otros muchos manjares. Seguían las danzas, bailes de máscaras, música, canto y regocijo que duraba 8 ó 9 días. Entre las danzas era y es la favorita hoy en el d ía la cachua, haciendo mil figuras con mucha velocidad y cantando al mismo tiempo. 3

Notes
1.

Esta frase, así como las dos anteriores, parecen plagiadas de un artículo de la Revista universitaria (1910), pero ha sido imposible confirmar la cita debido a dificultades de acceso a la Revista universitaria .

2.

Como obvia errata, la “t” final aparece tachada en el manuscrito. Debe leerse tan.

3.

Todo este extenso párrafo toma prestado buena parte de varias páginas de las Antigüedades peruanas (pp. 186-8) , copiando palabra por palabra frases enteras, aunque también se encuentran varias omisiones del texto original y se sintetizan algunas frases.